El Higienista Laboral

Switch to desktop Register



Noticias (10)

Noticias

Nuevo Protocolo de Ergonomía. puede descargarlo en la parte inferior.

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Nuevo Protocolo de Ergonomía. puede descargarlo en la parte inferior.

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Nuevo Protocolo para medición de Sustancias Químicas.

 

Descarguelo de la parte inferior como adjunto.

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Validación del instrumental para ingreso a Espacios Confinados

Por Gustavo Viglieri

 

El ingreso a un espacio confinado, requiere en la mayoría de las empresas un permiso de trabajo, permiso que varia de empresa a empresa pero que en general contemplan varios puntos, uno de ellos, el control de atmosfera de trabajo, será sobre el cual trabajaremos en el presente articulo,

El control de la atmosfera de trabajo es quizás una de las actividades más  importante previo al ingreso y durante el desarrollo de las tareas, la determinación de deficiencias de Oxigeno, L.E.L.  o sustancias toxicas presentes nos permitirá evitar  lamentables consecuencias.

Y en la gran mayoría de los formularios de Espacios confinados se solicita verificar que los valores de las diferentes sustancias  cumplan con las concentraciones permitidas para habilitar el ingreso, pero poco se habla del instrumental utilizado.

En el imaginario colectivo, con enviar el instrumento a calibrar en forma anual aseguramos su correcto funcionamiento,  cubriendo nuestras responsabilidades, y la vida de los trabajadores.

Y con esta “seguridad” enviamos a los trabajadores a lugares donde puede correr riesgo su vida confiando en un equipo calibrado hace por ejemplo 7 meses y que ha sufrido el desgaste propio del uso.  .

Ahora bien es esto  lo correcto? Absolutamente NO. Es cuestión de tiempo para que en estas condiciones de trabajo tengamos que lamentar una víctima fatal,  Pero …como aseguro el funcionamiento del equipo del cual va a depender mi vida o de los trabajadores?

Si bien por resolución de la SRT  953/2010 se establece que los requisitos de seguridad en espacios confinados se consideran satisfechos si se cumple con la Norma IRAM 3625 del 2003 donde se  asigna un punto a los equipos de monitoreo, solo dedica un párrafo a la calibración del mismo, recomendando una verificación de funcionamiento antes del uso, una calibración con gas patrón mensual o lapso menor y una calibración completa entre bimestral y semestral.

Por su parte en el 2004 OSHA generó un boletín estableciendo parámetros de calibración en base a La  Asociación Internacional de Seguridad e Higiene (ISEA) que es la principal organización nacional de EEUU  de fabricantes de equipos de seguridad y salud, incluyendo los instrumentos de monitoreo ambiental, desarrolla normas laborales y de educación de los usuarios sobre las prácticas de trabajo seguras y la prevención de la exposición.  

Posteriormente en el 2010  ISEA ha desarrollado una declaración unificando definiciones, y haciendo hincapié en la necesidad de validar la capacidad operativa de los monitores portátiles de gas. La declaración refleja las actuales tecnologías de instrumentación y las prácticas de supervisión. Específicamente, proponiendo:

  • Definir y aclarar las diferencias entre la prueba de funcionamiento (comprobación de funcionamiento), verificación de calibración, y calibración completa.
  • Aclarar cuando se realizarán estos métodos de validación y Enfatizar a los usuarios, a las agencias reguladoras y los órganos encargados de la escritura de las normas, de la importancia de la validación de las capacidades operativas de los monitores portátiles de gas utilizados para examinar la atmósfera en lugares potencialmente peligrosos.

 

Estableciendo las siguientes definiciones

 

1.    Prueba de funcionamiento (comprobación del funcionamiento) – es una función cualitativa que comprueba cuando el gas sobrepasa el nivel del sensor en un tiempo de concentración y exposición suficiente para activar todos los indicadores de alarma para presentar por lo menos su valor más bajo de la alarma. El propósito de esta comprobación es confirmar que el gas pueda llegar al sensor y que todas las alarmas presentes funcionen. Esta prueba es típicamente dependiente del tiempo de respuesta del sensor o un nivel mínimo de respuesta alcanzada, tales como el 80% de la concentración de gas aplicado. Nota: esta prueba no se destina a proporcionar una medida de precisión de la calibración.

2.    Comprobación de la calibración - Una prueba cuantitativa que utiliza una concentración conocida del gas de prueba trazable para demostrar que el sensor y las alarmas responden al gas dentro de los límites aceptables del fabricante. Esto es típicamente ± 10-20% de la concentración del gas de prueba aplicado a menos que se especifique por el fabricante, sea la política interna de la empresa, o un organismo regulador.

3.    Calibración completa – Es el ajuste del sensor de respuesta para que coincida con el valor deseado en comparación con una concentración conocida de gas de prueba. Esto debe hacerse de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

 

Frecuencia recomendada según ISEA.

 

  1. Una prueba de funcionamiento (comprobación de funcionamiento) o comprobación de la calibración de monitores portátiles de gas debe ser llevada a cabo antes de su uso cada día de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Cualquier monitor portátil de gas que falla una prueba de funcionamiento (comprobación de funcionamiento) o comprobación calibración debe ser ajustado por medio de un procedimiento de calibración completa antes de su posterior uso, o ponerlo fuera de servicio.
  2. Una calibración completa debe llevarse a cabo a intervalos regulares, de acuerdo con las instrucciones especificadas por el fabricante del instrumento, la política interna de la empresa, o un organismo regulador.

 

Considerando en ese documento que la validación de operatividad de un instrumento debe llevarse a cabo si alguna de las siguientes condiciones o eventos ocurren durante su uso:

·         Las exposiciones crónicas a, y el uso en condiciones ambientales extremas, tales como alta/baja temperatura y humedad, y altos niveles de partículas en el aire.

 

·         La exposición a altas (por encima de rango) concentraciones de gases y vapores.

·         La exposición crónica o aguda de los catalizadores LEL a sustancias que los afecten.

·         La exposición crónica o aguda de sensores electroquímicos de gases tóxicos a vapores disolventes y gases altamente corrosivos.

·         Mal almacenamiento y malas condiciones de operación, tales como cuando un monitor portátil de gas se deja caer en una superficie dura o se sumerge en un líquido. La manipulación normal/empujones de los monitores puede crear vibraciones suficientes o descargas a través del tiempo que afectarán a los componentes electrónicos y los circuitos.

·         Cambio en la custodia de la equipo.

·         Cambio de las condiciones de trabajo que podrían tener un efecto adverso en los sensores.

·         Cualquier otra condición que potencialmente podría afectar el rendimiento del monitor.

 

En general, si bien el primer chequeo cualitativo puede realizarse, al no dar precisiones sobre la exactitud de la calibración debemos en mi opinión, utilizar la verificación de la Calibración, situación que es contemplada en la mayoría de  los manuales de estos equipos al solicitar una verificación con un gas conocido previo a su uso.

En el Manual Solaris de MSAse describe, .No use esta característica (aire limpio) tampoco como substituto de las revisiones diarias de la calibración La revisión de la calibración es necesaria para verificar la exactitud de la calibración con gas patrón. El incumplimiento con esta advertencia, podría resultar en una lesión personal grave o la muerte.”

Situación que aunque parece complicada no lo es y se puede realizar en unos pocos  minutos en la base de la empresa con un procedimiento escrito por personal capacitado. Previo a la entrega del equipo para su uso. Que nos permitirá tener además un historial del instrumento y detectar rápidamente excesos de mantenimientos o si es  propenso a lecturas erráticas.

Los equipos portátiles vienen en su mayoría con el gas patrón, pero por cuestiones económicas  muchas empresas solo adquieren el instrumento sin el Kit de Calibración, cumplimentar esto e  incorporar a los permisos de ingreso a espacios confinados la  Verificación del instrumento,  tipo de verificación, fecha, y responsable. Marcarían un cambio que los diferentes actores de nuestra actividad deben iniciar de manera inmediato,  aun estamos a tiempo…mañana puede ser  tarde.

 

 

 

Tips:

·         Adquirir el Instrumental con kit de calibración

·         Capacitar al personal en procedimiento de validación del instrumento.

·         Llevar registro escrito de las Validaciones.

·         Permiso de ingreso con validación del instrumento previo al uso.

 

Bibliografía:

 

OSHA. Verification Of Calibration for Direct-Reading Portable Gas Monitors. SHIB 05-04-2004

IRAM 3625. Seguridad en espacios confinados. Primera edición

SRT. Resolución 953/2010

 

ISEA Statement on Validation of Operation For Direct Reading Portable Gas Monitors. March 5, 2010

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Cancer Ocupacional en Argentina

 
Por Gustavo A. Viglieri
 
CANCER,  una palabra que estremece solo de pronunciarla, por la probabilidad  de la muerte de su portador que la misma encierra por un lado, como así también por todas las implicancias asociadas a ella por el otro, como ser el impacto  directo en el entorno  familiar el cual se ve conmocionado por este escenario en los órdenes emocional y económico fundamentalmente, dado que el ser humano no está preparado para estas situaciones. Si a ello agregamos que la patología deriva del trabajo desarrollado  a diario, queda la amarga sensación de haber estado pagando en cuotas un mal premio, el que  luego de muchos años de esfuerzo es entregado y consiste, nada más y nada menos que en un Cáncer Ocupacional.
Argentina, al igual que muchos países, legítimo es reconocerlo, carece de información estadística al respecto.
En este punto, vienen a mi mente, las palabras de una funcionaria Nacional de Trabajo que hace unos años opinaba que la única forma de obtener información precisa sobre el particular es vincular el certificado de defunción con la actividad laboral, de lo que deviene como corolario que el trabajador debe morir de cáncer para acercarnos a una estadística confiable, por lo que en lo que respecta a nuestra actividad habríamos perdido la batalla.
Cierto es que las defunciones son una base de información para la actuación, pero no necesito el certificado de defunción de un trabajador expuesto a Sílice, para realizar medidas de control Higiénico o tener estadísticas confiables,  si partimos de la premisa que los Cánceres Ocupacionales son Prevenibles por esencia. En este ítem podemos señalar como acciones concretas a tal fin: la implementación de prácticas de control de las exposiciones, sustitución de productos,  exámenes periódicos ecuánimes, formación de los trabajadores en los riesgos a enfermedades profesionales  asociados a su puesto, seguimiento de estos trabajadores al egresar del sistema de prevención, sistemas de alertas que serán desarrolladas en otro artículo.
Pero de lo último mencionado requiere  de manera inmediata la necesidad de tomar conciencia -por la entidad que adquiere en el tema que nos ocupa- la ejecución de una acción elemental que en la actualidad o no se adopta o se formaliza deficientemente, como ser los exámenes periódicos; los que según Información de la SRT solo permitieron detectar el 5 % de las enfermedades profesionales reconocidas, sin que el organismo de control, en la práctica, consume acciones concretas que modifiquen esta situación.
Entonces, cuando me hablan del éxito del Sistema de Prevención, para arribar a dicha conclusión inexorablemente debo practicar el análisis desde la faz económica, concluyendo que dicho éxito se sintetiza en la máxima: “menos enfermedades menos pagos”. En este marco, el Sistema luego de años de inacción,  ciñó su labor  a  omitir la implementación de acciones de detección eficaces en las empresas, emergiendo como contrapartida la existencia de enfermedades profesionales sin la debida contención.
Desde esa óptica se impondría que del éxito del sistema en su concepción original, de proteger al trabajador, (mediante la implementación de una correcta política de detección y prevención) sobrevendría el fracaso económico, si consideramos que detectar y atender un enfermo de cáncer y seguramente  tener que pagar su fallecimiento no es rentable. La solución generada por  el Sistema actual es sencilla: Ocultar la realidad.
En pocas palabras en prevención/compensación  solo se avanza en lo que es económicamente rentable.
Ahora bien, y puntualmente en el tema que nos ocupa, podemos tener una información “base” y la encontramos en el Atlas de mortalidad por cáncer periodo 2007-2011 que en rigor de verdad, constituye una herramienta invaluable desarrollada por los profesionales de Instituto Nacional del Cáncer dependiente del Ministerio de Salud de la Nación[1], que demuestra que cuando el trabajo es serio y responsable se pueden  generar acciones para cambiar la realidad.
Según el Atlas aproximadamente más del  20 % de las defunciones del país son causadas por cáncer,  siendo la cifra cercana a 60 mil muertes  anuales; brindando este documento un desagregado geográfico y por edad, sexo, etc, que permite generar hipótesis causales en cuanto  a la posible vinculación de factores de riesgos y determinantes de Salud, para quien tenga interés en realizarlo.
En lo que concierne a nuestro análisis, ante el interrogante de ¿Cuántas de estas muertes son de origen laboral? El Instituto Nacional del Cáncer, respondió “no podemos saber cuántas de estas muertes se deben realmente a una exposición a riesgo ocupacional a pesar de que algunos cánceres pueden estar asociados con estos riesgos...”. Frente a esta incontrastable realidad pensé que, teniendo el Atlas de mortalidad, pecaba de roncero si no continuaba en mi búsqueda de respuestas.
En este escudriñar, además tropecé con diversos trabajos internacionales al respecto que realizaban estimaciones del porcentaje atribuible al trabajo como las de Doll y Peto para la población de EEUU, y para la población  finlandesa (Nurminen y Karjailainen)
Las estimaciones de Doll y Peto son las más conocidas, realizadas para la población en USA en 1981 y que concluyeron que un 4% de todas las muertes por cáncer podían ser debidas al trabajo (Doll y Peto, 1981). Dicha proporción es un promedio que puede variar en el tiempo, en disímiles poblaciones y para diversos tipos de cáncer.
El estudio de Nurminen y Karjalainen (2001) es posiblemente, hasta la fecha, de los más completos y rigurosos sobre este tema. Estimaron los riesgos atribuibles a la mortalidad por exposiciones laborales para la población finlandesa en base a una revisión exhaustiva de la literatura epidemiológica, con criterios de calidad y de selección, y la información relativa a la prevalencia de exposiciones laborales en los trabajadores finlandeses según una matriz empleo-exposición previamente elaborada en Finlandia. Para sus valoraciones consideraron los rangos de edad relevantes para cada enfermedad en función de la edad media de jubilación en Finlandia (59 años) y los períodos de latencia (tiempo desde su inicio hasta su manifestación clínica) de los procesos. Así concluyeron en  un porcentaje más elevado que el propuesto por Doll y Peto, juzgando que el 8% de todos los cánceres se puede atribuir a exposiciones al trabajo.
Aunque la extrapolación de las estimaciones basadas en los datos de los países desarrollados es cuestionable, ya que en los países en vías de desarrollo las frecuencias e intensidad de exposiciones mal controladas son mayores, pondero que sirven de base para nuestra discusión, por lo que en este cotejo me limité a aplicar las mentadas proyecciones  a los números de cáncer expuestos en el Atlas del Ministerio de Salud, ya que un tratamiento más profundo de esta problemática requiere de financiamiento que hoy no encontramos.
 
En el cuadro 1 podemos ver las estimaciones de muertes por cáncer ocupacional, según los trabajos antes mencionados. En primer lugar se puede apreciar un total para el periodo recolectado por el Instituto Nacional del Cáncer, y luego se tomaron tres tipos de cáncer con vinculación Laboral.
 
Cuadro 1: Muertes por Cáncer en Argentina con estimaciones vinculadas al Trabajo.2007/2011.
 
Argentina Totales
Doll y Peto
Nurminen y Karjalainen
  Mortalidad 2007/2011
287.841
4
11513,64
8,4
24178,64
Promedio Anual Total  de Muertes vinculadas al trabajo
2302,728
 
4835,72
   
%
 
%
 
Pulmón, Hombre
32.485
15
4872,75
29
9420,65
Pulmón, Mujer
12.411
5
620,55
5
620,55
Vejiga, Hombre
4.940
10
494
14
691,6
Vejiga, mujer
1.577
5
78,85
0,7
11,039
Laringe, Hombre
3.673
2
73,46
9
330,57
Laringe, Mujer
544
1
5,44
0,5
2,72
Total 2007/2011 (Pulmon, vejiga y Laringe)
55.630
 
6145,05
 
11077,129
Promedio anual (Pulmon Vejiga y Laringe)
 
1229,01
 
2215,4258
 
Para el periodo 2007/2011 las estimaciones traspoladas  a nuestro Pais  de Doll y Peto  yNurminen y Karjalainen  sobre la Mortalidad vinculada a exposiciones laborales van desde 11.513  a  24.178 trabajadores fallecidos  respectivamente. Generando un promedio anual de entre aproximadamente  2300 y 4800 fallecidos según el estudio considerado.
En los tres tipos de cáncer analizados tenemos un promedio anual de entre 1229 y 2215 siendo entre estos 3  casi el 50 % de los fallecidos totales.
Y puse un coto al análisis, pues no quise profundizar con estimaciones europeas sobre las defunciones laborales totales donde las muertes por accidentes solo representan el 20 % del total de fallecidos, el remanente obedece a enfermedades profesionales.
Estas cifras alarman. En primer lugar porque no participan de ninguna estadística oficial, siquiera como estimaciones y desde otro sitio porque aún en el más conservador de los análisis, nos encontramos con cientos de trabajadores y sus respectivas familias  que carecen de la debida asistencia ante el flagelo del Cáncer Ocupacional, como consecuencia de la  impericia e ignorancia de unos y la displicencia de otros.
Con suerte  en la mayoría de los casos la asistencia médica es absorbida en mayor o menor medida por el resto del Sistema de Salud Argentino (Obras sociales, Hospitales Públicos, etc) con lo que ello implica, pero lo cierto es que el gran ausente en este tema es el Sistema de Prevención de Riesgos Laborales, circunstancia que claramente encuentra su exégesis en la escasa rentabilidad que implica asumir este bagaje a la hora de multiplicar las estimaciones de fallecidos por las compensaciones por muerte Laboral.
De lo expuesto, deviene como colofón que “los obstáculos para prevenir el cáncer ocupacional son políticos y económicos, más que técnicos, científicos o médicos.” [2]
 
 
 
Fuentes.
 Atlas de Mortalidad por Cáncer. Argentina 2007/2011. Instituto Nacional del Cancer. Ministerio de Salud de la Republica Argentina.
Cáncer Laboral en España. Instituto Sindical de Trabajo, ambiente y Salud. España 2005.
Impacto de las Enfermedades profesionales en España. Instituto Sindical de Trabajo, ambiente y Salud. España. 2007.
Causas y prevención del cáncer ocupacional. Timo Partanen, Patricia Monge, Catharina Wesseling. Costa Rica. 2009.




[1] Atlas de Mortalidad por Cáncer. Argentina 2007/2011. Instituto Nacional del Cancer. Ministerio de Salud de la Republica Argentina.
 
[2] Causas y prevención del cáncer ocupacional. Timo Partanen, Patricia Monge, Catharina Wesseling. Costa Rica. 2009.
Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

OSHA. LIMITES DE EXPOSICION

UN CAMBIO A TENER EN CUENTA

por Gustavo A. Viglieri

 

 

La Administracion de la Salud y Seguridad Ocupacional  (OSHA) a fines del año 2013 reconoció que sus límites Legales de exposición a sustancias químicas son obsoletos e inadecuados para proteger la salud de los trabajadores.

No obstante, y ante el hecho que la reforma de los mismos importa un engorroso procedimiento burocrático, concluye exhortando a los empleadores que  consideren el uso de límites de exposición ocupacional alternativos, con sustento en que las exposiciones que superan algunos de estos extremos alternativos representan una amenaza para los trabajadores, aún en aquellos casos que los niveles de exposición se encuentran en observancia de los PELs pertinentes.

Esta realidad obliga a un cambio paradigmático en este campo trasladando al empresario-empleador la responsabilidad de fijar límites efectivos de concentración máxima permisible (CMP) en su organización pues si los establecidos legalmente no representan una medida de seguridad, la observancia de la norma carece de sentido porque  la misma resulta anticuada y perjudicial.  

Como límites de exposición alternativos la OSHA incorpora a sus permissible exposure limits (PELs) tres variantes,

 

 

I.                    Los de la División de Seguridad e Higiene en California (CAL/OSHA), de carácter restrictivo, estableciendo en algunos casos límites más estrictos que los dispuestos a nivel federal y que incorpora al listado un mayor número de agentes.

II.                  Los del Instituto Nacional  de Seguridad y Salud Ocupacional, (NIOSH) que es un organismo federal  que evalúa la ingeniería, la química el comercio y la información médica relevante al peligro,  transmitiendo  sus recomendaciones a OSHA para el uso en el desarrollo de normas de cumplimiento obligatorio.

III.             Los de la American Conference of Governmental Industrial Hygienists  (ACGIH) que es una asociación científica sin fines de lucro que difunde sugerencias o criterios con el objeto de favorecer el control de los Riesgos Higienicos.

 

LIMITES DE EXPOSICION EN ARGENTINA

En nuestro país, los límites de exposición o CMP legalmente establecidos corren idéntica suerte que los fijados normativamente en EE.UU. Ello surge de una simple comparación entre nuestros límites con el sistema más restrictivo de los alternativos sugeridos por la OSHA,  observándose que si bien hay coincidencias se advierten casos en los que no y en estos últimos precisamente debe radicar nuestro interés a los efectos de revertir el riesgo que ello implica para los trabajadores.

Un sencillo análisis de diversas sustancias sirve de fundamento a lo expuesto en el párrafo anterior, permitiendo vislumbrar diferencias  elevadas en comparación con nuestros límites de exposición (ver tabla 1)

 

Tabla 1.

 

 

CMP Argentina

CMP Alternativas

Acetona

500 ppm

250 PPM    (NIOSH )

Acetonitrilo

40 ppm

20 PPM    (NIOSH,ACGIH  )

Butadieno

2 ppm

1  ppm   (Cal / OSHA )

Cloroformo

10 ppm

2 ppm     (Cal / OSHA )

Cicloexano

300 ppm

100 ppm     (ACGIH)

Heptano

400 ppm

85 ppm     (NIOSH )

Tolueno

50 ppm

10 ppm     (Cal / OSHA )

Etilbenceno

100 ppm

20 ppm     (ACGIH)

Oxido de Etileno

1 ppm

< 0.1 ppm     (NIOSH )

Isopropanol

400 ppm

200 ppm    (ACGIH)

Propano

2500 ppm

1000 ppm    ( Cal / OSHA,NIOSH   )

 

 

 

Cemento Portland

5 mg/m3

 (Resp) 1 mg / m 3 (sin asbesto y <1% de sílice cristalina) (ACGIH)

 

 

Si a lo expuesto se le adiciona la ausencia de parámetros oficiales a la hora de realizar los muestreos (cadenas de custodia, calibraciones, etc.) y  la impericia en materia de Higiene ocupacional de una buena parte  de los distintos actores (ART, organismos públicos, profesionales de la seguridad e higiene, etc.) los monitoreos se reducen en su gran mayoría a “cumplir” con los requerimientos de los organismos de contralor (muy alejados de las buenas prácticas profesionales) con una evaluación anual.

Desde esta perspectiva, la labor desarrollada carece de representatividad de la verdadera exposición y riesgo de los trabajadores, pues se limita a concluir que se encuentran dadas las condiciones de seguridad e higiene sin mayor dilación por verificarse las lecturas dentro de los parámetros previstos, con exclusión de cualquier otra consideración sobre la real afectación del trabajador en el marco de las consideraciones que venimos efectuando.

En este pie de marcha, nos queda la expectativa que la SRT en el proyecto de modificación del 1338 que circula  en varios ámbitos,  considere las acciones de la OSHA  instituyendo mecanismos más agiles de actualización y porque no de todas las tablas que considere la más restrictiva e instaure nuevos y adecuados límites de Exposición además de fijar políticas en la parte de nuestros títulos olvidada: La Higiene Ocupacional. [1]

 



[1] Al momento de escribir este artículo, la Osha ha citado a una empresa de Wisconsin por superar los límites alternativos en Estireno.

 

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

El Poder Ejecutivo provincial a través del Decreto Nº 1238/12, promulgó la Ley Nº 14.408, que crea en el ámbito de la provincia de Buenos Aires los Comités Mixtos de Salud, Higiene y Seguridad en el Empleo del sector privado, con el objeto de mejorar las medidas de prevención de riesgos para la salud, higiene y seguridad en el trabajo.

En el Texto queda muy desdibujada la función del Profesional de Seguridad e Higiene. La implementación de este tipo de medidas lleva un periodo de desarrollo mayor  que comprende la capacitación de los delegados en riesgo, la definición de los roles de los diferentes actores que no son claros en el texto, etc,

La idea es alentadora, pero su aplicación no debe ser solo un hecho político  sino por el contrario una herramienta de integración de todos los sectores, y los especialistas de Seguridad e Higiene brillan por su ausencia en esta Ley.

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Medicion de Iluminación, Solicite presupuesto al 011 4459 7028 o AQUI

 

 Al Pie de este Articulo podrá descargar el Protocolo y La guía Practica para la confección del protocolo.

 

EL SUPERINTENDENTE DE RIESGOS DEL TRABAJO

  RESUELVE:

 Artículo 1º — Apruébase el Protocolo para la Medición de la Iluminación en el Ambiente Laboral, que como Anexo forma parte integrante de la presente resolución, y que será de uso obligatorio para todos aquellos que deban medir el nivel de iluminación conforme con las previsiones de la Ley Nº 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo y normas reglamentarias.

  Art. 2º — Establécese que los valores de la medición de iluminación en el ambiente laboral, cuyos datos se plasmarán en el protocolo aprobado en el artículo anterior, tendrán una validez de DOCE (12) meses.

 Art. 3º — A los efectos de realizar la medición a la que hace referencia el artículo 1º de la presente resolución podrá consultarse una Guía Práctica que se publicará en la página Web de la SUPERINTENDENCIA DE RIESGOS DEL TRABAJO (S.R.T.): www.srt.gob.ar.

 Art. 4º — Facúltase a la Gerencia de Prevención de esta S.R.T. a modificar o actualizar el Anexo de la presente resolución.

 Art. 5º — La presente resolución entrará en vigencia a los TREINTA (30) días hábiles contados a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina.

 Art. 6º — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial, y archívese.

 — Juan H. González Gaviola

  

Solicite su presupuesto al 011 4459 7028  o Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

  

 

Mediciones de Iluminación, Medición de iluminacion, medición según resolución 85 de la SRT

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

Medición de ruido, solicite presupuesto al 011 4459 7028 o AQUI

 

Al pie de este articulo puede descargar los archivos.

 

EL SUPERINTENDENTE DE RIESGOS DEL TRABAJO

 

RESUELVE:

 

 Artículo 1º — Apruébase el Protocolo para la Medición del nivel de Ruido en el Ambiente Laboral, que como Anexo forma parte integrante de la presente resolución, y que será de uso obligatorio para todos aquellos que deban medir el nivel de ruido conforme con las previsiones de la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo Nº 19.587 y sus normas reglamentarias.

  Art. 2º — Establécese que los valores de la medición del nivel de ruido en el ambiente laboral, cuyos datos se plasmarán en el protocolo aprobado en el artículo anterior, tendrán una validez de (12) meses.

  Art. 3º — A los efectos de realizar la medición a la que hace referencia el artículo 1º de la presente resolución podrá consultarse una Guía Práctica que se publicará en la página web de la SUPERINTENDENCIA DE RIESGOS DEL TRABAJO (S.R.T.): www.srt.gob.ar.

  Art. 4º — Facúltase a la Gerencia de Prevención de esta S.R.T. a modificar o actualizar el Anexo de la presente resolución.

  Art. 5º — La presente resolución entrará en vigencia a los TREINTA (30) días hábiles contados a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina.

 Art. 6º — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial, y archívese.

 — Juan H. González Gaviola.

 

solicite su presupuesto al 011 44597028 o Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

 

Medición de ruido, Dosimetrias de Ruido, medición según Resolucion 85/srt

 

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

 

Solicite su presupuesto de Medición de material particulado al 011 4459 7028 o Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

 

 

Con la incorporación del HAZDUST podremos acelerar la toma de decisiones higienicas tendientes a preservar la salud de los trabajadores. Generalmente para poder aplicar medidas correctivas, se debía esperar los resultados del laboratorio de las muestras enviadas  llegando en algunos casos a demoras de 10 o más días , ahora el profesional contara con la información necesaria de las concentraciones al instante, pudiéndose remitir  la muestra según la forma tradicional.

Permite evaluar:

Fracción Respirable , Fracción. inhalable, Fracción toraxica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

medciion de material particulado, medicion de material particulado en la ciudad de buenos aires, medicion de material particulado en zona oeste, evaluacion de material particulado en San martin, medicion de material particulado en la matanza

Publicado en Noticias
Escrito por
Leer más ...

El Higienista Laboral - +54.11.4459.7028 - info@elhigienistalaboral.com.ar

Top Desktop version